Cien historias, Cien extraños

Inhala. Exhala.

No respires.
Tu aire expulsa al viento la confirmación de que existes y estás en algún lugar sin mí.
Son noches frías.
Deja de estar presente en un mundo donde eres la causa de mi malestar. Entraste en mí, te hundiste en mi pecho y luego desapareciste. Un rastro de lágrimas amargas quema mis ojos. Pensar que compartimos el aire.
No respires.
Por favor, es una tortura.
Hay ventanas abiertas, la brisa entra y desarma sin piedad. Susurra tu nombre.
Deja de respirar.
¿Cómo puedes ignorar la malicia en tus actos simples? ¿Cómo vives con la consciencia tranquila mientras yo te respiro con el corazón en angustia?
Si no eres tú él que deja de respirar, seré yo.


Safe Creative
Inhala. Exhala - 
(c) - 
V. J. Bernal 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mírame - Capítulo 6

Destrúyeme ya está disponible!

Cien Historias, Cien Extraños